. . .

En el quehacer teatral de Veracruz 

Desde hace más de tres décadas, la Compañía de Teatro Oro Negro trabaja para acercar a las audiencias de Poza Rica, Veracruz, a una propuesta escénica innovadora que les asombre e invite a la reflexión, con obras que abordan temas como migración, violencia y el acontecer diario de los veracruzanos. 

Así lo comenta en entrevista su director y fundador, Alberto Cruz, quien agrega que desde hace 31 años trabaja con jóvenes actores de la región, a quienes prepara para seguir fomentando el quehacer teatral en Poza Rica y Coatzintla. 

“Comencé con la agrupación dentro de la Casa de Cultura de Poza Rica; luego de cinco años, logramos tener nuestro propio espacio que se llamaba La Casa Rayada, la cual sirvió para atraer a muchos actores jóvenes que se mostraban interesados en formar parte de este proyecto. Unos años más adelante, nos adaptaron un espacio el Colegio de Bachilleres 32, en Coatzintla, y se convirtió en un taller al que pueden acceder las y los estudiantes”, explica.  

Alberto Cruz comenta que la Compañía de Teatro Oro Negro cuenta actualmente con un elenco de 19 jóvenes actores, que van desde los 18 a los 23 años de edad. El trabajo de la agrupación, dice, es constante, incluso durante el periodo de contingencia sanitaria y la suspensión de actividades presenciales, tiempo en el que se mantuvieron activos gracias a su oferta en redes sociales.  

“Para mí hacer teatro es siempre pensar en asombrar a un público. Me preocupa mucho la competencia de las nuevas tecnologías, entonces pienso todo el tiempo en qué puedo darles de diferente a los jóvenes que son nuestra audiencia más activa, esto para que se mantengan interesados en el quehacer teatral”, afirma el dramarturgo.  

Para ello, dice, trabaja con un proceso académico individual constante, tomando diversos cursos que le han permitido desarrollar sus propuestas escénicas, entre los que destacan diplomados de escenotecnia, voz y de actuación en instituciones pertenecientes al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y también en talleres impartidos por destacados directores de teatro como Alberto Lomnitz y Nisha Sajnani. 

“Voy a todos estos lugares del país y tomo los talleres, diplomados y cursos, después vengo con los muchachos y les imparto talleres de creación de personaje, taller de improvisación y les transmito todo el conocimiento que yo adquirí durante mi viaje”, agrega Alberto Cruz.  

Este proceso de aprendizaje se ha visto plasmado en diversos montajes como el de la obra Las criadas, del dramaturgo Genet; La furia entre Ernesto y Ernestina, de Robert Morgan, y María o la sumisión, del dramaturgo Tomás Espinosa.  

Asimismo, Cruz comenta que como dramaturgo adaptó El apando,de José Revueltas, a teatro; asimismo escribió las pastorelas Belén no está en Belén y Vayamos a Belén. Otros de los montajes a los que hace referencia son MigrantesLos espejos de Camila y la adaptación a teatro de la leyenda totonaca La flor de la vainilla

El trabajo de la agrupación ha llevado a la Compañía de Teatro Oro Negro a obtener el primer lugar en el Festival de Teatro Universitario de la Universidad Veracruzana en 2019, con la puesta en escena El apando; con esa misma obra participaron en el Festival Internacional de Teatro Universitario convocado por la Universidad Nacional Autónoma de México, obteniendo también el primer lugar. 

         Actualmente la agrupación se encuentra trabajando en el montaje de la obra Poza Rica, emociones, una puesta en escena con temática local que trata sobre el origen de la ciudad petrolera. 

Para conocer más sobre la labor y la oferta de la Compañía de Teatro Oro Negro, puede visitar su perfil de Facebook en /OroNegroTeatro/ 

Previous post REALIZA POLICÍA ESTATAL DE TLAXCALA JORNADA DE PREVENCIÓN DEL DELITO EN TEXÓLOC
Next post TOMA PROTESTA LA COMISIÓN ESTATAL DE PROCESOS INTERNOS DEL PRI

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: